Una imagen vale más que mil palabras. ¿Qué historia cuenta esta fotografía? “Almuerzo sobre un rascacielo”

Siempre, detrás de cada imagen, hay una historia. Captar el instante no nos debe dejar parar. Debemos de continuar en la búsqueda de las historias que hay más allá de las palabras. Desde Ideas Editoriales inauguración una sección que vamos a ir completando asiduamente. En este ocasión, nos hemos parado en esta instantánea de los trabajdores que hacían un alto en su trabajo: la construcción del edificio Rockefeller, en 1932. Se trata de la fotografía “Almuerzo sobre un rascacielo” tomada el 20 de septiembre de 1932 y de autor desconocido. 

Una imagen vale más que mil palabras. ¿Qué historia cuenta esta fotografía? “Almuerzo sobre un rascacielo”

Siempre, detrás de cada imagen, hay una historia. Captar el instante no nos debe dejar parar. Debemos de continuar en la búsqueda de las historias que hay más allá de las palabras. Desde Ideas Editoriales inauguración una sección que vamos a ir completando asiduamente. En este ocasión, nos hemos parado en esta instantánea de los trabajadores que hacían un alto en su trabajo: la construcción del edificio Rockefeller, en 1932. Se trata de la fotografía “Almuerzo sobre un rascacielo” tomada el 20 de septiembre de 1932 y de autor desconocido. 

La construcción del complejo del Rockefeller Center en Nueva York se concibió como un proyecto de renovación urbana a fines de los años 1920. Estaba encabezado por John D. Rockefeller Jr. y buscaba ayudar a revitalizar Midtown Manhattan. Todas las estructuras del complejo original fueron diseñadas en estilo arquitectónico art déco. La excavación comenzó en abril de 1931 y la construcción de los primeros edificios, en septiembre del mismo año.

 

La construcción empleó a más de 40 000 personas y fue considerado el proyecto privado más grande en ese momento. La construcción habría costado a fecha de hoy alrededor de 1500 millones de dólares. La fotografía en cuestión muestra a once trabajadores de la construcción almorzando, sentados en una viga con los pies colgando a unos 260 metros de altura. No tienen ningún sistema de seguridad ni arnés. La foto es un fiel reflejo de la situación laboral en Estados Unidos durante la Gran Depresión, cuando los trabajdores estaban dispuestos a a aceptar cualquier trabajo por precario que fuera.

 

La fotografía apareció por primera vez en el suplemento dominical del New York Herald Tribune del 2 de octubre de 1932. Y la segunda persona empezando por la izquierda es Natxo Ibargüen, de Balmaseda (Vizcaya, País Vasco) y residente en Nueva York desde 1924.

 

Tanto la imagen como el texto es de wikipedia.

 

Comments are closed.